Posts Tagged ‘BBC’

Hoy Doctor Who cumple 50 años, y de esta manera se reafirma una vez más como la serie de ciencia ficción más longeva de la historia. En apenas unas horas tendremos en nuestras pantallas (de TV, de computadora, ¡y hasta de cine!) el esperadísimo especial “The Day Of The Doctor”, que mostrará la reunión cumbre entre tres Doctores, dos de ellos de los más queridos por el público.

Sin embargo, las emociones fuertes en el marco de la celebración de los 50 años empezaron hace rato. Como es de esperarse, considerando que la serie cumple nada menos que medio siglo, hace ya más de una semana que la BBC viene presentando todos los días distintos especiales en todas las formas y colores: mini episodios que actúan como precuelas del gran especial de hoy (¡¡volvió el Octavo Doctor!!), entrevistas, behind the scenes, un programa especial conducido por el científico rockstar Brian Cox y un “docudrama” a cargo de Mark Gatiss. Sobre ese último vengo a hablar hoy.

An Adventure in Space and Time

“An Adventure in Space and Time” nació hace ya varios años de la mente del guionista y actor Mark Gatiss, quien si bien cuenta con una carrera interesante, se hizo conocido en los últimos años principalmente por sus excelentes participaciones en Sherlock y Doctor Who. Más allá de su indudable talento, hay que decir que este hombre es un fanático total de la serie sobre el Time Lord desde que era niño, por lo cual este proyecto se convirtió en algo bastante personal para él. Y se nota. Con todos estos antecedentes, no resulta sorpresivo que, desde que se anunció la creación de este especial, las expectativas hayan sido muy altas. Tampoco es una sorpresa que las mismas se hayan cumplido con creces.

En esta película de una hora y media de duración, Gatiss cuenta cómo fue el nacimiento de Doctor Who: desde sus principios complicados allá por 1963, cuando nadie en la BBC daba dos pesos por una serie de ciencia ficción y se trabajaba en condiciones caóticas, hasta el éxito posterior. Nadie, con la excepción de la joven productora Verity Lambert, el también joven director Waris Hussein, y el jefe de drama de la BBC Sydney Newman, creía en el posible éxito de este nuevo programa tan extraño, que apuntaba tanto a entretener como a educar a los niños ingleses de esa época mediante historias en las cuales un alienígena viejo y gruñón tenía aventuras tanto en partes remotas del universo como en diversos momentos históricos de la humanidad.

An Adventure in Space and Time

Muchos son los puntos a favor que tiene “An Adventure in Space and Time” y que la hacen tan interesante. Por un lado, es un tributo a Doctor Who realmente hermoso y respetuoso de la historia de la serie y de quienes le dieron vida y lograron que hoy, 50 años después, distintas generaciones alrededor del mundo estemos esperando como buenos nerds que se emita el capítulo especial. Sin embargo, esta creación de Gatiss es mucho más que un simple tributo: es la historia de la génesis de una serie y del trabajo que implicó para mucha gente lograr que un producto así llegara a ser un éxito allá por la década de los ’60. En este especial se pueden ver los comienzos desalentadores de la serie y cómo eso repercute en sus creadores y en el elenco; la lucha de Verity Lambert por sacar esta idea adelante; el posterior éxito que tiene el programa entre los niños; y lo difícil que le resultó a su actor principal (el gran William Hartnell) abandonar su rol por cuestiones de salud que le resultaban difíciles de admitir. También resulta interesante ver cómo funcionaban las cosas por aquella época en un estudio de televisión, el rol de las mujeres en el mundo laboral, y el contexto histórico. La ambientación es realmente muy buena.

Es un especial sobre Doctor Who, sí, pero puede ser visto por cualquier público, fan o no fan. Además, otro aspecto positivo es que Gatiss no recurrió al formato documental para contar esta historia, sino que eligió hacerla en plan “ficción basada en hechos reales” y de esa manera logró crear algo aún más entretenido, porque les digo: la hora y media que dura la película se me pasó volando.

asd

El elenco es realmente muy bueno y cumple con todas las expectativas: destacan obviamente Jessica Raine (Call the Midwife, Doctor Who) como la querida Verity Lambert, Brian Cox (¡el actor, no el físico!) como Sydney Newman y Sacha Dhawan (Last Tango in Halifax) como Waris Hussein. Pero si hay alguien que destaca por sobre todos, como era de esperarse, es el gran David Bradley, que hace un trabajo genial y muy emocionante interpretando a William Hartnell. Nadie podría haberlo hecho mejor que él, y hasta físicamente es muy parecido. Su trabajo es irreprochable de principio a fin, pero es especialmente en la última media hora de la película cuando brilla aún más. Realmente excelente.

“An Adventure in Space and Time” me resultó conmovedora, y podría decir más cosas al respecto pero prefiero evitar los spoilers para quienes aún no la vieron y planean hacerlo. Para los que ya la vieron, les recomiendo que visiten este post de Blogtor Who en el cual analizan referencias específicas a la serie, entre otras cosas.

Un docudrama excelente y obligatorio para cualquier fan de Doctor Who, pero también recomendable para los no fans o simplemente simpatizantes. Es una linda historia hecha para todos sobre lo que fue el comienzo de una serie que hoy está cumpliendo medio siglo de existencia y cada vez suma más legiones de seguidores alrededor del mundo. Desde algún lugar del universo, William Hartnell seguro está sonriendo orgulloso.

Anuncios

Read Full Post »

Emitida durante tres noches consecutivas a principios del año 2011, Exile es un gran drama de la BBC que, una vez más, demuestra el tipo de ficción de alta calidad que se realiza en las tierras de Shakespeare.

230561_10150169581135675_6265230674_6711543_219786_n

Exile cuenta la historia de Tom Ronstadt (John Simm), un periodista treintañero cuya vida y carrera profesional están por el suelo: acaba de ser despedido de su trabajo por mantener un affair con la esposa de su jefe y tiene problemas con las drogas. Sin nada que hacer ahora en Londres, Tom decide volver a su hogar, el mismo que abandonó 18 años atrás luego de que su padre (Jim Broadbent), también periodista, lo golpeara brutalmente tras descubrirlo revisando viejos archivos suyos. Tom necesita resolver toda la miseria y angustia que siente en su vida y cree que su padre, y ese hecho traumático de su pasado en particular, son la clave de la cuestión. Sin embargo, las cosas no resultan como esperaba, porque cuando llega a su pueblo se encuentra con que su padre sufre de Alzheimer desde hace años y no puede ayudarlo en nada… ¿o sí?

Exile es un muy buen thriller psicológico que se sostiene gracias su argumento tan interesante como impredecible y gracias a las excelentes actuaciones de todo el elenco, pero particularmente las de dos actores ingleses de gran talento como Broadbent y Simm. El guión es inteligente, tiene buen ritmo, y mantiene la intriga a lo largo de tres episodios de una hora de duración cada uno. De hecho, debo admitir que cuando empecé a ver la serie pensé que toda la historia iba Exilea girar en torno a una mera relación padre-hijo bastante sentimental, pero me encontré con mucho más que eso porque, si bien hay angustia, no se presta para la lágrima fácil y resulta muy creíble. Por supuesto, no es de extrañar que la historia sea tan consistente, dramática y tenga tanta fuerza si se tiene en cuenta que su creador es Paul Abbott, reconocido guionista de  otras series inglesas como Touching EvilClocking OffShameless y la excelente miniserie State of Play donde, oh casualidad, John Simm también le daba vida a un periodista.

Con respecto a las actuaciones, como ocurre normalmente en las series inglesas, el elenco en general es muy bueno y está a la altura de cada uno de los personajes pero, como ya mencioné antes, acá son John Simm y Jim Broadbent los que se llevan los laureles y, un poco en menor medida, Olivia Colman como la hermana de Tom. Broadbent logra una interpretación excelente de un hombre con Alzheimer y, sobre todo a través de sus ojos, logra transmitir un sentimiento muy fuerte tanto de tristeza como de ya casi no ser la misma persona que alguna supo ser. Simm, por otro lado, interpreta a un personaje atormentado y transmite cierta tristeza pero, sobre todo, bronca, gracias a sus expresiones y su tono de voz; en mi opinión, éste es uno de los mejores papeles dramáticos de su carrera. Y si ya individualmente ambos son geniales, cada vez que les tocó compartir escenas en pantalla obviamente saltaron chispas.

Exile es decididamente una serie muy recomendable para todo aquel que guste de dramas intensos, con un muy buen guión e interpretaciones más que a la altura de las circunstancias. Aparte, fiel al estilo de las series inglesas, es muy cortita, pero consistente. Vale la pena verla.

.

Reseña publicada originalmente en el blog TeleObjetivo.

Read Full Post »